| Visita nuestro BLOG

Terapia Familiar

La terapia familiar tiene como objetivo analizar y modificar las dinámicas relacionales internas al núcleo familiar (sistema) y al mismo tiempo favorecer el bienestar del individuo.

Durante el recorrido vital una familia tiene que enfrentarse a diferentes situaciones criticas, eventos que pueden generar estrés y que obligan a una reorganización de la estructura familiar.

En las sesiones de terapia familiar se escucha la opinión y se da voz a todos los miembros de la familia para captar el malestar de cada uno y buscar objetivos en común. La participación de diferentes personas conlleva un grado de complejidad mayor, y, por ello, entendemos que una buena herramienta de trabajo es la co-terapia, es decir, la presencia de dos terapeutas dentro de la consulta. Esto permite, entre otras cuestiones, tener cuidado de «dar voz» y observar las diferentes interacciones que se producen al mismo tiempo, además de cuidar las alianzas que se pueden crear. La terapia familiar normalmente tiene una frecuencia quincenal que puede variar según la intensidad del malestar y de los problemas.

Se recomienda la terapia familiar cuando hay:

  • Conflicto entre los miembros de la familia y problemas de comunicación
  • Abuso de sustancias o adicción
  • Trastornos mentales de algún familiar
  • Problemas escolares
  • Dificultades entre hermanos
  • Problemas de conducta en los hijos
  • Cuidado de un familiar con necesidades especiales
  • Problemas con la familia extensa
  • Enfermedad o fallecimiento de un familiar
  • Separación o divorcio conflictivo y planificación de las custodias compartidas
Call Now Button