| Visita nuestro BLOG

Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar, aunque no sea muy frecuente, constituye un problema serio y invalidante, merece atención clínica y las personas que lo sufren muchas veces no están conscientes de la sintomatología.

Quien lo sufre, tiene la tendencia a alternar fases depresivas a fases hipomaníacas o maniacas, por lo general las fases depresivas tienen la tendencia a durar más de las fases maniacas o hipomaníacas. Normalmente duran desde algunas semanas a algunos meses, mientras las fases maniacas o hipomanías duran una o dos semanas. A veces la transición de una fase a otra es rápida y inmediata, otras veces tiene un intervalo de un periodo de humor normal (eutímico).

Otras veces el transito de una fase a otra en el bipolarismo es lento y poco visible, mientras otras veces puede ser rápido y impredecible.

La Fase Depresiva

Las fases depresivas en el trastorno bipolar se concretizan por un humor muy bajo, una sensación que nada puede dar placer y una general tristeza en la mayoría del tiempo. Por lo general, las fases depresivas se parecen a los episodios de una depresión mayor. Durante estas fases del bipolarismo, entonces, el sueño y el apetito pueden resultar alterados, la capacidad de concentración y la memoria disminuyen.

La Fase Maniaca

Las fases maniacas, en algunos casos vienen descrita como opuestas a aquellas depresivas, caracterizadas por un humor elevado, por la sensación de omnipotencia y de un excesivo optimismo.

En estas fases, los pensamientos se suceden muy rápidamente en la mente de la persona hasta que se vuelven tan rápidos que resulta difícil seguirlos. La conducta puede ser hiperactiva, caótica, hasta volver el paciente un inconcluso.

En la fase maniaca la energía es mucha y a menudo la persona no nota la necesidad de comer o dormir. Siente que puede hacer cualquier cosa, llega a tener conductas impulsivas, como gastos excesivos o conductas peligrosas, perdiendo la capacidad de evaluar en manera correcta las consecuencias. Son muy frecuentes los trastornos del control de los impulsos (dependencia al juego, shopping compulsivo).

¡Si te sientes reconocido en los siguientes síntomas o piensas que una persona muy cercana a ti los tenga, no dudes en contactarnos!

Síntomas fase maniaca

Durante un episodio maniaco están presentes algunos de los siguientes síntomas:

  • autoestima excesivamente alta
  • reducida necesidad de sueño
  • locuacidad inusual
  • volubilidad en el cambio de opinión
  • aumento de las actividades finalizadas
  • agitación mental y física
  • gasto excesivo de dinero, tener conductas sexuales inusual para la persona

Síntomas fase depresiva

Para el diagnostico de depresión es necesario un periodo de dos semanas en las cuales se evidencia una pérdida de interés o placer en todas o en buena parte de las actividades. La depresión bipolar tiene que ser bastante grave para producir una modificación en el apetito, en el peso, en el sueño o en la capacidad de concentración. Es presente un sentimiento de culpabilidad, inadecuación o desesperación. Pueden también aparecer pensamientos de muerte o de suicidio.

Durante la fase depresiva están presente algunos de los siguientes síntomas:

  • constante depresión del tono del humor o desesperación
  • reducción de interés o placer en todas o en la mayoría de las actividades
  • perdida o aumento del peso o del apetito
  • aumento o reducción del sueño
  • agitación o deceleración
  • cansancio o perdida de energía
  • sentimientos de inadecuación, de culpabilidad e/o perdida de autoestima
  • incapacidad para concentrarse o tomar decisiones
  • pensamientos de muerte o suicidio

Las investigaciones científicas han puesto en evidencia que, para mejorar la estabilidad del humor, es necesario asociar la psicoterapia a un tratamiento farmacológico.

Spanish Catalan