| Visita nuestro BLOG

Terapia Individual

La psicoterapia individual ayuda a la persona a conseguir un cambio que le permite lograr sus objetivos personales, mejorar la calidad de las relaciones con los demás, reducir el sufrimiento y el malestar emocional. Además, promueve un cambio en la manera de enfocar las dificultades, facilitando nuevas experiencias entorno a un mismo y al otro atreves de un cambio de los significados y de los esquemas mentales, así como de las conductas poco funcionales para el bienestar.

Uno de los factores principales en los que se fundamenta la psicoterapia es el establecimiento de una alianza firme entre la persona que consulta y el terapeuta. Esto implica que se abra un espacio de diálogo y reflexión y que se construya un acuerdo y una relación de colaboración entre los dos. Conlleva que se identifiquen unos objetivos comunes y se establezcan ciertas tareas o caminos que ayuden a conseguirlos. Periódicamente, los objetivos planteados se revisarán y, en función del resultado, se establecerán nuevas metas o se preparará la finalización del proceso terapéutico y la separación, dedicando un espacio importante en la prevención de posibles recaídas.

La psicoterapia individual prevé, normalmente, sesiones semanales para dar una continuidad y un sentido al trabajo terapéutico, estas sesiones son de 60 minutos. Es posible también una frecuencia bisemanal en función de las necesidades horarias y económicas del paciente y de la mejora de los síntomas.

El proceso terapéutico se enfocará, durante su recorrido, en los siguientes puntos:

  • Reconstruir la historia del problema y de los intentos de solución
  • Identificar la posible presencia de conflictos (dilemas) a la base de los síntomas
  • Especificar las emociones y conductas que generan y mantienen el malestar emocional
  • Aprender a reconocer tanto el posible conflicto cuanto los patrones de comportamiento que mantienen o dificultan la solución del problema
  • Construir, juntos con el paciente, nuevos mapas de significados y nuevas posibles manera de abarcar el problema, planteando herramientas y estrategias más funcionales y adaptativas.

Durante el proceso de terapia individual se utilizarán diferentes técnicas y recursos, entre ellas, el coloquio clínico, ejercicios emocionales y conductuales, tareas para casa, técnicas imaginativas y corporales.

Spanish Catalan