| Visita nuestro BLOG

Ansiedad

La ansiedad es una emoción caracterizada por preocupaciones y modificaciones físicas, como la sensación de tensión o amenaza. Las personas con ansiedad normalmente presentan pensamientos recurrentes, además de evitar algunas situaciones para gestionar las preocupaciones.

EL APA (American Psychiatric Association) la describe como: «La anticipación de un peligro o de un acontecimiento negativo futuro, acompañada por sentimientos de disforia o sentimientos físicos de tensión».

La ansiedad nos ayuda a identificar amenazas futuras anticipando hipotéticos escenarios en los cuales podríamos estar involucrados y, en el caso, enfrentarnos a una situación temible.

Una cierta dosis de ansiedad nos permite ser más activos en la performance en comparación a cuando estamos tranquilos. Sin embargo, en el hombre y en los animales, la ansiedad supera sus aspectos adaptativos, o sea útiles, en cuanto las reacciones ansiosas son generalizadas a una serie de situaciones neutras.

Trastorno de Ansiedad Generalizado

En el Trastorno de Ansiedad Generalizado el objeto de la preocupación no es tan específico como en otros trastornos psiquiátricos, la persona tiene múltiples preocupaciones que van cambiando con el tiempo, las más comunes están relacionadas con responsabilidades laborales, dinero, salud, seguridad.

Los síntomas del trastorno de ansiedad generalizado pueden variar, los síntomas mas comunes son los siguientes:

  • Preocupación persistente por determinados asuntos que son desproporcionados en relación con el impacto de los acontecimientos
  • Pensar demasiado los planes
  • Imaginarse siempre a todos los peores resultados posibles
  • Percibir situaciones y acontecimientos como amenazantes, incluso cuando no lo son
  • Dificultad para soportar situaciones de incertidumbre
  • Problemas para concentrarse
  • Temperamento indeciso, miedo a tomar la decisión equivocada
  • Incapacidad en descentrarse o olvidar una preocupación
  • Incapacidad para relajarse, sensación de estar al límite

¡Deja de vivir tu vida con ansiedad, contáctanos!

Los síntomas físicos normalmente son los siguientes:

  • Trastornos del sueño
  • Tensión muscular o dolores musculares
  • Nerviosismo o tendencia a los sobresaltos
  • Sudoración, sentirse mareado
  • Náuseas, diarrea o síndrome del intestino irritable
  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Temblor, agitación o tics
  • Necesitad de ir al baño a menudo

Trastorno de ataque de pánico

El ataque de pánico es una situación de miedo o malestar intenso en ausencia de un verdadero peligro, acompañado por lo menos de síntomas cognitivos o somáticos.

Aquellos que han experimentado un ataque de pánico lo describen como una experiencia terrible, muchas veces brusca e inesperada, al menos la primera vez. Es obvio que el miedo a un nuevo ataque se vuelve inmediatamente fuerte y dominante.

En algunos casos el primer episodio puede desembocar en un verdadero trastorno de pánico, por «miedo al miedo», esta vez con ataques de pánico recurrentes, la persona así queda atrapada rápidamente en un complejo círculo vicioso.

Con el miedo a tener ataques de pánico, salir de casa solo se vuelve cada vez mas difícil, así como viajar en tren, en bus o conducir un coche, estar entre mucha gente o estar parado en una cola. Estos miedos llevan, en muchos casos, a la agorafobia, es decir a la ansiedad relacionada con estar en lugares o situaciones de las cuales sería difícil o vergonzoso irse y donde es difícil pedir ayuda en caso de un ataque de pánico inesperado. Unas de las consecuencias más peligrosas de la agorafobia es la de reducir la autonomía y renunciar a actividades diarias agradables o útiles para la satisfacción personal.

La evitación de todas las situaciones potencialmente ansiosas se convierte en la manera mas común de actuar frente al mundo y a los problemas, la persona se vuelve esclava de su pánico. A menudo toda la familia tiene que adaptarse a sus miedos, no pueden dejarla nunca sola y acompañarla a todas partes. El resultado es una sensación de frustración por ser tan dependiente de los demás, tristeza y una posible depresión secundaria.

¡Descubre el porque de tus ataques de pánico y como curarlos, contáctanos!

Los síntomas somáticos más comunes de los ataques de pánico son:

  • Enrojecimiento de la cara y algunas veces del área del pecho
  • Sensación de mareos, debilidad, sensación de perder el conocimiento
  • Parestesia, más comúnmente hormigueo o entumecimiento en las áreas de las manos, pies y cara
  • Dificultad para respirar, técnicamente llamada disnea o asfixia
  • Aumento de la sudoración o escalofríos, relacionado con cambios repentinos en la temperatura y presión del cuerpo
  • Náuseas, sensaciones de tener un nudo al estómago o de ruidos intestinales
  • Taquicardia o palpitaciones, a menudo asociadas con dolores en el pecho
  • Temblores

Además, se pueden tener los siguientes síntomas cognitivos:

  • Miedo a perder el control;
  • Miedo a volverse loco;
  • Sensación que el mundo es extraño, irreal, de estar alejado de la realidad (desrealización)
  • Observar desde afuera lo que le sucede al cuerpo (despersonalización)
  • Miedo o convicción de morir
  • Crisis de llanto

Spanish Catalan